viernes, 17 de agosto de 2018

Poné Marcha Atrás 2do programa

Escuchá el segundo programa de Poné Marcha Atrás por Radio Rebelde Am740.

Programa completo

Noticias de Ayer: La corrupción en la historia mundial

Me gusta el arte: El arte callejero

La Historia Reciente: ¿Qué es la historia reciente?

Sello Marcha Atrás: Dark y El ministerio del tiempo

Poné Marcha Atrás 1er programa

Escuchá el primer programa de Poné Marcha Atrás por Radio Rebelde Am740.

Programa completo

Editorial

Noticias de Ayer: El proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

Columna de educación: El docente como trabajador

La Pirámide invertida (historia y deporte): Ozil y su renuncia a la selección alemana

Sello Marcha Atrás: Muestra de ARGRA


Afroargentinos: lo negro es invisible

Hace unos días leí la nota titulada ‘Me pregunté por qué no hay negros en la Selección argentina’: el crudo relato de un canadiense que se volvió viral. “Tengo que escribir algo al respecto” pensé y me olvidé -esto de tener la mente en Rusia-. Después me volví a topar con la nota: me la mando un amigo. Intercambiamos algunos mensajes y se sorprendió de mi respuesta: ¡Sí hay negros en Argentina!
En enero pasado, el presidente afirmó que “en Sudamérica todos somos descendientes de europeos”. Desde Marcha Atrás respondimos los errores históricos que contenía esa afirmación y una de las temáticas que nombramos fue la fuerte invisibilización que pesa sobre la población afrodescendiente en el relato histórico argentino. Tan fuerte, que la asociamos a la extranjería. “¿De dónde será?”. Incluso, el pasado primero de mayo, el reconocido historiador Felipe Pigna afirmó en el programa de radio Perros de la calle que hay pocos negros en Argentina debido a la muerte de muchos en las guerras del siglo XIX y en la epidemia de fiebre amarilla de 1871 (porteña). Entonces la población afrodescendiente sería un recuerdo del pasado, la imagen pintoresca del acto de primaria de todos los 25 de mayo, en los que un niño o una niña (blanco/a) se pinta con corcho para interpretar a un vendedor de velas o a una lavandera.

sábado, 12 de mayo de 2018

La historia del Manga: los tres momentos de su creación

Manga de Hokusai
Muchos de los criados en los años 80 y 90 hicimos alguna de esta lista de cosas: un kamehameha, usar el centro lunar, vestirse con una armadura dorada o, simplemente, manejar con el Mach 5. Bueno, quizás lo imaginamos nomás, pero seguro estas series nos influyeron mucho, como toda la cultura del manga y el animé lo hizo con occidente a lo largo de la segunda mitad del siglo XX. ¿Pero que son estas dos cosas? ¿Son lo mismo? ¿Qué historia tienen? Todas preguntas que Marcha Atrás puede ayudar a responder en esta entrega. El manga es el nombre que tiene la historieta japonesa, pero como muchas cosas con la isla, tienen su historia propia con vínculos con occidente. Hay tres momentos claves para esta historia: 

viernes, 6 de abril de 2018

La Guerra Fría calienta al mundo

“Sin embargo, mirando al mundo en su conjunto, desde hace ya muchas décadas la deriva es no hacia la anarquía, sino hacia el restablecimiento de la esclavitud (...) La teoría de James Burnham ha sido discutida ampliamente, pero pocos se han parado a sopesar sus implicaciones ideológicas, esto es, el tipo de visión del mundo, el tipo de creencias y la estructura social que es probable que se imponga en un Estado inconquistable y en constante situación de 'guerra fría' con sus vecinos”.

Estas son las palabras que inauguran el término más influyente de la segunda mitad del siglo XX. George Orwell con la linda prosa y la buena predicción del mundo que lo caracterizaba, bautizaba la Guerra Fría desde sus comienzos (1945). Pero, veamos, ¿qué es la Guerra Fría? Una pregunta muy difícil de responder, porque es muy diferente a otras guerras o conflictos militares y esa diferencia la hace tan importante para entender nuestro mundo actual.

jueves, 8 de marzo de 2018

Cuerpos contemplados y examinados: la imagen de la mujer en la historia del arte

Durante siglos, las imágenes han sido centrales en nuestras vidas cotidianas: desde fines rituales o religiosos hasta anuncios publicitarios. Vivimos, casi sin ser consientes, en un mundo visual por excelencia. Muchas de las imágenes que hoy pasamos por alto nos interpelan y nos condicionan casi imperceptiblemente, producto de una larga configuración que se remonta siglos atrás. La imagen de la mujer ha ocupado, en los últimos tiempos, un lugar central para los investigadores que intentan comprender cómo se construyen los modos de ver de estas imágenes que nos rodean constantemente. Y en este sentido, resulta significativa la imagen de la mujer, porque estas han ocupado un lugar central en la historia del arte desde el renacimiento. Pero, ¿Qué lugar han ocupado? Ciertamente no el de artistas. Si examinamos cualquier libro sobre arte la mayoría de los artistas son hombres – y no porque no haya habido artistas mujeres, sino porque no han sido valoradas como tal–. Sin embargo, si volvemos a mirar los libros, notaremos que en la mayoría de las obras aparece la figura femenina. Así, podemos afirmar que el lugar de la mujer en el arte es el de la retratada. Pero ¿retratada cómo? Retratada desde la mirada de otro. Y ese otro es la mirada del hombre. Es decir, la mujer es representada desde la mirada masculina, mirada que nunca es inocente y que siempre lleva implícita una relación de poder. Este modo de ver a la mujer, que se ancla en el renacimiento y se extiende hasta nuestros días, está condicionado por toda una serie de hipótesis o suposiciones aprendidas sobre el arte y la cultura en general. Intentemos develar cuales son estos conceptos analizando un género artístico en concreto: el desnudo. Comparemos un desnudo masculino y otro femenino del periodo renacentista e intentemos ver como se configura cada imagen.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...